Cocos nucifera

Sinónimos:

Nombre común: cocotero

Descripción: Palmera monoica de tronco único, con frecuencia inclinado, de 10-20 m. de altura y de hasta 50 cm. de grosor en la base, estrechándose hacia la parte superior. Anillos espaciados irregularmente y fisuras verticales. Hojas pinnadas, de 1.5-4 m. de longitud, con folíolos coriáceos de 50-70 cm. de longitud, de color verde-amarillento. Inflorescencia que nace de las axilas de las hojas inferiores, cubierta al principio por una espata de hasta 70 cm. de longitud. Fruto cubierto de fibras, de 20-30 cm. de longitud, ovoide, con la pulpa comestible.

Origen: Palmera nativa de las Islas del Pacífico, hoy día cultivada en todos los trópicos.

Cultivo y usos: Se multiplica por semillas que tardan unos 4 meses en germinar en su hábitat. Tiene interés comercial por la producción de sus frutos, de donde se obtiene la «copra». Se dice que es la planta a la que se le conocen más aplicaciones. Los cocos germinados y con las primeras hojas se suelen vender como plantas de interior.
En nuestra región es muy difícil que germinen ya que las condiciones de temperatura y humedad no son las ideales para estas semillas. No obstante, si se planta el coco ya germinado y con los cuidados correspondientes a toda palma joven, pueden desarrollarse muy buenas plantas, como se ilustra en las imágenes

Ubicación en la Ciudad:
Si bien son palmeras delicadas para el cultivo en nuestra ciudad, especialmente los dos primeros años, una vez superada la primera etapa, la palma se desarrolla sin mayores problemas, llegando a dar frutos inclusive. Se aconseja plantarlas en lugares reparados del viento sur y los fríos intensos

Jardín frontal Ayacucho 798

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.